Caminó 3 km para llevar a su esposa paralizada al médico, pero alguien los vio y les ofreció ESTO

Cuando el ciclista Khelvin Federigan vio a Alfred y Emilia Calderón, supo que debía ayudar.
La pareja de ancianos que estaba en una especie de triciclo o bicitaxi, fue vista con un cartel que explicaba su situación: se habían quedado en Quiapo, Filipinas pero fueron desplazados y obligados a conducir el bicitaxi hasta su casa en Mindoro, a 3 kilómetros de distancia.


Emilia sin embargo no podía caminar y debía ser llevada por su esposo en el vehículo, ya que había sufrido un derrame cerebral.
Khelvin se acercó a la pareja de ancianos después de darse cuenta de que nadie más estaba prestándoles atención u ofreciendo ayuda.


Después de llevarlos a un restaurante para que pudieran comer y tras conocer su situación, Khelvin pidió ayuda a sus compañeros ciclistas. Colocó su foto en un grupo de Facebook e inmediatamente varias personas se ofrecieron a ayudar, llevando a la pareja en un camión hasta su destino.

Loading...

Comentarios